El presunto asesino de Big L muere tiroteado en Harlem

El presunto asesino de Big L muere tiroteado en Harlem

El 15 de febrero de 1999, Lamont “Big L” Coleman fue abatido a tiros no demasiado lejos de su residencia familiar de Harlem, Nueva York,

883eb16b_Niyi_Photoshoot9of211

Mural que recuerda a Big L en Harlem / Archivo.

El 15 de febrero de 1999, Lamont “Big L” Coleman fue abatido a tiros no demasiado lejos de su residencia familiar de Harlem, Nueva York, donde nació y creció y donde a mediana edad comenzó a rapear. Big L lanzó su álbum debut Lifestylez Ov Da Poor & Dangerous en 1995 y, justo cuando su carrera comenzaba a subir como la espuma, era asesinado por un desconocido en su barrio natal de Lenox o, como él le llamaba, Danger Zone (La Zona Peligrosa). De hecho, el autor escribió la canción “Danger Zone” basándose en las experiencias vividas allí.

A pesar de que el crimen nunca fue resuelto, la policía y “la calle” han creído durante mucho tiempo que el asesino del artista fue un individuo llamado Gerard Woodley, un amigo cercano del hermano de Big L, Leroy “Big Lee” Phinazee, que tuvo un enfrentamiento con los Coleman y que se dice que juró venganza contra el rapero que estaba a punto de convertirse en estrella.

gerard-woodley-big-l

Gerard Woodley / Departamento de Policía de NYC.

Este viernes, 24 de junio, alrededor de las 23:17 horas de la noche, cerca de la Avenida Lenox, Woodley, de 46 años, recibió un disparo en la cabeza y murió más tarde en el Hospital de Harlem. Deja una hija de 28 años de edad.

Según la información que proporciona DNAinfo, el nombre de Woodley se relaciona con otros cuatro homicidios. Una fuente conocedora del caso ha afirmado que “este hombre hizo muchas cosas malas y alguien decidió que era hora de que se marchara”. La policía rechaza la idea de que el asesinato de Woodley tenga algo que ver con la muerte de Big L de una manera u otra, señalando la brecha de casi 20 años desde que el rapero de “Put It On” fue liquidado.

Funcionarios del Departamento de Policía de Nueva York también han asegurado que Woodley había estado manteniendo un perfil bajo en los últimos tiempos, aunque atribuyen su muerte violenta a “negocios ilícitos en Nueva Jersey”. De acuerdo con algunos medios especializados, había sido detenido seis veces desde que le arrestaran por descerrajar nueve disparos en la cara y el pecho durante una trifulca a Big L. El fiscal de Manhattan archivó el caso al no haber pruebas de que el ahora fallecido estuviera en la escena del crimen.

Los críticos mantienen que Big L ha sido uno de los mejores freestylers y punchliners que ha dado la historia del rap. Se cuenta que el ingenioso letrista -al que un joven Jay Z había introducido en los grandes círculos del hip hop- iba a firma un contrato con la entonces prestigiosa discográfica Roc-A-Fella Records en los días posteriores a su desaparición para, por fin, obtener todo el éxito y la popularidad que merecía.

Noticias Destacadas

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

Últimas Publicaciones

Más comentados